Qué es un Producto Mínimo Viable y cómo hacer uno

Antes de sacar un nuevo producto al mercado es preferible empezar por desarrollar un Producto Mínimo Viable.

Consigue gratis tu cuenta

Crea una API REST con Node.js y MongoDB

En este curso vas a aprender a crear una API REST con Node.js y MongoDB, además de crear un entorno de desarrollo con Docker y Docker Compose.

Comenzar ahora

A la hora de crear un nuevo producto, una de las cosas que se suelen hacer es desarrollar el producto completo antes de validar si la gente tendría interés en él o si lo comprarían y lo utilizarían. Hay empresas que siguiendo malas prácticas de negocio desarrollan un producto para venderlo y luego no lo compra nadie, pero además de eso, no saben por qué nadie lo compra ya que ellos mismos piensan que es perfecto.

De hecho, puede ocurrir que los potenciales clientes de un producto no lo comprendan y acaben por no comprarlo o incluso podría pasar que el mercado no esté preparado para dicho producto. Por ello, antes de estar 2 ó 3 años desarrollando un producto que luego nadie quiera, conviene realizar un Producto Mínimo Viable o MVP (Minimum Viable Product).

Una startup sabe qué quiere vender pero no cómo hacerlo, y por ello se debe llegar a una solución basa en datos y en un proceso de iteración constante hasta que los usuarios acaben por comprarlo. Esta estrategia permite a las empresas construir un nuevo producto mientras aprenden qué es lo que el mercado necesita realmente, y no lo que ellas piensan que necesita.

Qué es un Producto Mínimo Viable o MVP

Un Producto Mínimo Viable es una primera versión de un producto que tiene únicamente las funcionalidades básicas y suficientes para ser lanzado. Es posible lanzar este producto a un grupo reducido de posibles clientes para que nos den feedback y podamos aprender de sus opiniones.

Tal y como mencionaba anteriormente, esta práctica está enfocada a evitar la construcción y el desarrollo de productos que los clientes no quieren y con ella se busca maximizar la obtención de datos acerca del producto y su uso minimizando el esfuerzo.



Para qué sirve un Producto Mínimo Viable

Un Producto Mínimo Viable sirve para validar un producto con los recursos mínimos y acelerar el aprendizaje utilizando los mínimos recursos posibles.

También puede servir como base de otros productos que se quieran desarrollar en un futuro, ya que el producto puede crecer y pivotar a diferentes caminos en función del feedback que recibamos.

¿Cómo desarrollar un Producto Mínimo Viable?

Un Producto Mínimo Viable se crea desarrollando, midiendo y aprendiendo mediante ideas, código y datos buscando minimizar el tiempo requerido en cada acción y tomando decisiones basadas en datos.

A la hora de desarrollar el producto mínimo viable, la tecnología que se debería escoger es la que mejor conozcan los desarrolladores que van a programarlo. Por supuesto, dicha tecnología debe ser aplicable al producto. El objetivo es que los programadores sean productivos cuanto antes y no pasen meses aprendiendo una nueva tecnología.

Además de utilizar un lenguaje de programación y tecnologías que ya conozcamos, tampoco tenemos que volvernos muy locos con la arquitectura e infraestructura de la aplicación. Es importante sentar unas buenas bases para que el producto tenga la posibilidad de crecer, pero es un error esperar que vamos a sacar el MVP al mercado y automáticamente lo van a utilizar miles y miles de personas. Debemos tener el objetivo puesto en ser escalables, pero no necesariamente en este punto del proyecto.

Otra recomendación es que escribas tests, ya que en un entorno muy cambiante como es un MVP vas a necesitar testing automático para comprobar que no has roto nada. Además, monitoriza y mide todo lo que pasa en tu aplicación para tener datos que luego analizar y tomar decisiones basadas en información real.

No reinventes la rueda y trata de utilizar todos los servicios y librerías de terceros que puedas. Sobre todo al principio, más vale pagar 20 euros o dólares por un servicio que crearlo nosotros mismos para nuestras necesidades específicas, ya que por ahora ni siquiera sabemos cuáles son. Con 20 euros al mes podemos ahorrar semanas de trabajo.

Ejemplos de Producto Mínimo Viable

  • Landing page: se utiliza para comprobar si los clientes tienen interés en comprar el producto antes de desarrollarlo. Podríamos añadir un enlace para mostrar más información sobre él y comprobar así si los potenciales clientes están interesados.
  • Crear un producto sencillo
  • Preguntar al usuario si desea recibir una notificación cuando el producto esté listo
  • Hacer que algo parezca automático sin serlo es una práctica común a la hora de desarrollar un MVP. Se puede ofertar un producto o servicio sin haberlo desarrollado, y las peticiones que recibamos se realizarán a mano. El desarrollo del producto lo realizaríamos una vez hayamos validado la idea.

Podcast

Os dejamos este artículo también a modo de podcast por si os apetece escucharlo.

Artículos relacionados

5 libros para emprendedores que debes leer

Libros que todo emprendedor debe leer para saber cómo crear una empresa de éxito.


¿Quieres seguir aprendiendo?