Qué es y cómo funciona una VPN

  • Mario Pérez Esteso Mario Pérez Esteso
  • hace 6 meses
Qué es y cómo funciona una VPN

La privacidad y la seguridad en Internet son cruciales en el mundo en el que vivimos. Estamos conectados con millones de personas y nuestros datos viajan por la red saltando de servidor a servidor sin que sepamos si hay alguien que esté viendo lo que estamos haciendo con nuestro teléfono, nuestro ordenador o con cualquier dispositivo que tengamos conectado a internet.

Cada uno de los dispositivos que utilizan internet tienen asignada una dirección IP, que puede ser pública o privada. Para explicarlo de una manera sencilla, cuando contratas el acceso a internet a través de un operador se te asigna una dirección IP pública y, dentro de tu casa, de la oficina o de una cafetería seguramente tendrás una red local de direcciones IP privadas que estarán asignadas a los dispositivos que están conectados a la Wi-Fi. El problema viene ahora, cuando te digo que la IP pública te identifica. No importa que estés navegando en una ventana de incógnito o sin cookies, ya que con la IP pública se te puede identificar perfectamente.

Por qué necesitas una VPN

Al entrar a cualquier página web con nuestro ordenador, móvil o tablet estamos estableciendo una conexión entre los servidores de dicha web y nuestra dirección IP pública, ya que el servidor necesita una dirección IP a la que enviar los datos de vuelta.

Nuestra dirección IP se almacena en el servidor para poder identificarnos y ver qué actividad estamos realizando en la web. El problema es que nuestros datos pueden utilizarse con fines comerciales: vender nuestros datos a terceros, ver cómo interactuamos con una web, ver qué descargamos, qué vídeos vemos o qué música escuchamos. Finalmente, cualquier página web podría tener un perfil sobre nosotros y nos identificaría por nuestros gustos, opiniones, aficiones, etc.

Este problema se puede solucionar en parte teniendo una VPN que nos proteja y esconda nuestra dirección IP real. Contratar un servicio de VPN suele ser la mejor opción, por lo que te recomendamos que no te lo pienses dos veces y consigas un 68% de descuento en NordVPN.

Qué es y cómo funciona una VPN

Cómo conectarse a una VPN

Una VPN (Virtual Private Network o Red Privada Virtual) redirige y encripta tu tráfico de internet ocultando tu dirección IP de manera totalmente transparente para el usuario. Cualquiera puede utilizar una VPN y no es algo exclusivo para quien entiende de informática y ordenadores.

El funcionamiento de una VPN es muy sencillo y solo hay que seguir unos pocos pasos para empezar a utilizar una. Mi recomendación es que utilicéis un servicio como NordVPN ya que solo con instalar su aplicación podréis tener acceso a una VPN a un precio muy asequible, puesto que ofrecen mucho por muy poco.

NordVPN es una muy buena opción porque está disponible para los sistemas operativos Windows, macOS y Linux, además de iOS, Android y Android TV. Si lo prefieres, también lo puedes utilizar directamente en Chrome o Firefox, así que no hay excusa para no utilizarlo porque está disponible en prácticamente cualquier plataforma.

Una vez tengamos instalado el cliente de NordVPN, la VPN funcionará de la siguiente manera:

  1. Cuando accedas a internet, el software VPN cifrará tus datos y los enviará al servidor VPN a través de una conexión segura y encriptada.
  2. Los datos que han sido previamente cifrados, se descifrarán por el servidor VPN.
  3. El servidor VPN envía tus datos a la página web o aplicación que estés utilizando y dicha web o aplicación le devolverá una respuesta.
  4. El servidor VPN cifrará la respuesta y la enviará a tu ordenador.
  5. El software VPN de tu ordenador descifrará la respuesta y así podrás utilizarlos.

Un ejemplo de uso podría ser cuando haces una búsqueda en Google a través de una VPN. Como no quieres que Google sepa que eres tú quien está haciendo la búsqueda, te conectarás a la VPN y para Google serás invisible ya que la VPN protegerá tu dirección IP.

Ventajas de utilizar una VPN

Ventajas de utilizar una VPN

Sabemos que las dos principales ventajas de utilizar una VPN son la seguridad y la privacidad, pero también hay muchas otras que también son importantes:

  • Trabajo en remoto: gracias a las VPN puedes ver recursos a los que no tienes acceso en tu red. Si por ejemplo hay documentos en tu empresa a los que solo se puede acceder a través de la red de tu oficina y no desde la red de tu casa, puedes utilizar una VPN para conectarte a la red de tu empresa y tener acceso a los recursos que quieras, porque será como si tu ordenador estuviese conectado a dicha red.
  • Acceder a sitios web y contenidos bloqueados: hay páginas web, aplicaciones o incluso vídeos que solo están disponibles en ciertos países. Con una VPN puedes simular que estás en cualquier país y acceder al contenido bloqueado. Di adios a la censura.
  • Invisibilidad: utilizando una VPN serás transparente porque tu IP pública ya no será visible para nadie. De todas formas, aunque tu IP pública no sea visible debes tener mucho cuidado con las cookies, ya que con ellas también eres fácilmente identificable.

Gracias a NordVPN podremos disfrutar de un servicio de VPN rápido, fiable y realmente barato que nos dará esa capa de seguridad y protección que, aunque no lo creamos, realmente necesitamos.

¡Por cierto! ¡Con el cupón geekytheory tendréis un descuento muy grande al contratar el servicio!

¿Qué opinas?