Negocia y consigue el salario que mereces

Negociar el salario es la última parte de un proceso de selección y quizá la mas delicada. ¿Qué puntos debes tener en cuenta para conseguir tu salario deseado?

Consigue gratis tu cuenta

Crea una API REST con Node.js y MongoDB

En este curso vas a aprender a crear una API REST con Node.js y MongoDB, además de crear un entorno de desarrollo con Docker y Docker Compose.

Comenzar ahora

Buscar trabajo y hacer entrevistas es un proceso que puede set agotador. Entrar a portales de empleo, ver ofertas, filtrar por salario si lo muestran, filtrar por tecnología... Todo ello sin contar que debemos pasar una o más entrevistas y puede que también alguna prueba técnica.

Sin embargo, el momento más complicado y el que va a determinar que estemos contentos con el nuevo trabajo es la negociación del salario. Los perks son importantes, pero trabajamos para ganar dinero. Eso no podemos negarlo.

El salario es la última parte de un proceso de contratación, así que vamos a hablar de algunas claves para conseguir negociarlo bien.

1. Saber lo que deberías ganar

Investiga sobre lo que otras personas ganan en un puesto similar al tuyo y en una localización cercana a la tuya. El coste de la vida no es el mismo en San Francisco que en Madrid o Buenos Aires, así que tenlo en cuenta a la hora de realizar tu investigación.

Puedes utilizar la calculadora de salarios de Stack Overflow para saber aproximadamente lo que deberías cobrar. No estamos hablando de que debas ganar siempre lo máximo porque depende de muchos factores, pero si te ofrecen un salario bajo tienes que estar informado para saber que no es una buena oferta y empezar la negociación.

2. Tener buena actitud en la negociación

En una negociación puedes ganar o perder, pero lo ideal es que todas las partes queden contentas. En este caso la empresa te va a pagar un sueldo a cambio de que tú des el máximo, por lo que podría decirse que todos estáis en el mismo barco.

Argumenta todos tus puntos fuertes y transmite con humildad por qué crees que debes ganar el sueldo que quieres conseguir. ¿Eres resolutivo? ¿Aprendes rápido? ¿Trabajas bien en equipo? 

Si, por lo contrario, no argumentas por qué debes ganar ese salario y lo que haces es decir que eres el mejor del mundo y que lo mereces porque sí, lo más seguro es que no solo no consigas tu salario sino que no te acaben contratando. Las estrellitas con el ego subido no gustan a nadie.

3. Saber qué es lo mínimo que aceptarías

Antes de empezar a negociar debes saber cuál es la cantidad mínima que aceptarías. Es más fácil negociar partiendo de una base porque si la empresa previamente te ha dicho que no puede llegar a tu cantidad mínima, entonces es que no deberías coger el trabajo.

4. Tener en cuenta otros beneficios

El salario es la parte más importante de tu trabajo, pero no la única. Hay otros beneficios como la comida, el seguro médico, la guardería o suscripciones a cursos, que también son importantes. Ten en cuenta que puedes aceptar un salario algo menor del que querías si la empresa te ofrece otras ventajas con las que ahorras dinero. 

Si no consigues que la empresa llegue al salario mínimo que te habías propuesto pero quieres trabajar ahí, puedes proponer otros beneficios como los que acabamos de nombrar e incluso pedirles poder formarte en horas de trabajo para no tener que hacerlo en tu rato de ocio.


¿Quieres seguir aprendiendo?