Lernstift, el bolígrafo inteligente

Lernstift, el bolígrafo inteligente
lernstift_tech2

Lernstitft es el primer bolígrafo que vibra cuando cometemos una falta ortográfica o nuestra letra es poco legible. El corrector de texto se ha vuelto imprescindible desde su existencia, sin él escribiríamos realmente mal y nos sorprenderíamos de la cantidad de faltas que abundarían en los textos. Solo hay que ver las cadenas de mensajes en los grupos de Whatsapp. Sin embargo, en la escritura rudimentaria nos encontramos solos (si sois listos con el DRAE al lado).

Este gadget ha sido desarrollado por dos alemanes: Falk Wolsky y Daniel Kaesmacher, cansados de corregir los errores ortotipográficos a sus hijos. Ahora quieren llevar "buenas vibraciones" a colegios, empresas y familias a través de un lápiz digital único, útil y divertido. Y esperan que su principal uso sea en niños con dislexia.

HWR (HandWriting Recognition) es el software líder en el mercado que les permitirá ampliar a otros idiomas y que el dispositivo se adapte al estilo del usuario. De momento solo se puede usar en alemán e inglés y existen tres tipos según el tipo de punta: estilográfica, lápiz y bolígrafo. El sistema operativo que usa para los controladores del hardware es Linux, se puede conectar a otros dispositivos a través de Wifi y en un futuro desarrollarán varias aplicaciones para medir el éxito del aprendizaje.

Hay otras plumas en el mercado, como livescribe, pero lo que diferencia a Lernstift es que no necesita de un papel especial y tiene puntas intercambiables. Y es autónomo, no depende de una 'app' para funcionar. Daniel Kaesmacher dice "básicamente hay dos funciones, el modo caligrafía que te ayuda a corregir letras individuales y el modo ortografía que vibra cuando se escribe mal una palabra".

Lernstitft que en alemán significa "pluma de aprendizaje" quiere construir un puente entre la escritura clásica y las posibilidades de la tecnología digital con una nueva forma de tomar notas, el dibujo digital y el e-learning.

Ya sabéis: niños que escriben bien, adultos que son menos dependientes del corrector de texto.

Fuente: Lernstitft